sábado, 16 de agosto de 2014

Lo humano de moda...


De niña pensaba que había un humano detrás o dentro de ciertos objetos, pensaba por ejemplo, que un pequeño hombre, quizás un duende,  vivía dentro de los semáforos y era quien decidía si verde, rojo o amarillo o que La Vecindad del Chavo quedaba dentro de la TV. Supongo que la ciudad de Berlín también creía lo mismo, por eso sus semáforos peatonales tienen un pequeño hombre que indica cuando sí y cuando no y se ha convertido en todo un símbolo de la ciudad.

He vuelto a pensar en ello, en esa idea de que detrás de todo a nuestro alrededor está el componente humano operando constantemente, lo cual es así y si es así, resulta lógico que las ciudades, operadas y compuestas por humanos, sean  pensadas y diseñadas  para los  humanos. Pero, ¿qué significa esto? Se supone que el crecimiento y desarrollo de una ciudad responde a un plan, un plan que esté regido por el derecho que tenemos a la ciudad, uno cuyo norte sean las personas.

Sobre el “derecho a la ciudad” (no, no es un derecho nuevo que pondrá a algún legislador a crear una ley)  David Harvey plantea que “La cuestión de qué tipo de ciudad queremos no puede estar divorciada de la que plantea qué tipo de lazos sociales, de relaciones con la naturaleza, de estilos de vida, de tecnologías y de valores estéticos deseamos. El derecho a la ciudad es mucho más que la libertad individual de acceder a los recursos urbanos: se trata del derecho a cambiamos a nosotros mismos cambiando la ciudad. Es, además, un derecho común antes que individual, ya que esta transformación depende inevitablemente del ejercicio de un poder colectivo para remodelar los procesos de urbanización”. (Harvey 2009)


Una ciudad humana, donde se respete el derecho a la ciudad, deberá ser una en que  exista: ejercicio pleno de la ciudadanía y gestión democrática de la ciudad, función social de la ciudad y de la propiedad urbana, igualdad, no discriminación, protección especial de grupos y personas en situación de vulnerabilidad, compromiso social del sector privado, impulso de la economía solidaria y políticas impositivas progresivas, planificación y gestión social de la ciudad, producción social del hábitat, desarrollo urbano equitativo y sustentable, derecho a la información pública, libertad e integridad, participación política, derecho a la justicia, derecho a la seguridad pública y a la convivencia pacífica, solidaria y multicultural, derecho al agua, al acceso y suministro de servicios públicos domiciliarios y urbanos, derecho al transporte público y la movilidad urbana, derecho a la vivienda, derecho al trabajo, y derecho a un medio ambiente sano y sostenible.


Todo esto está recogido en la carta mundial por el derecho a la ciudad. Le invito a ir  tachando cuáles de estos derechos son respetados en su ciudad y  cuáles no, cuando termine le sugiero levantar la consigna: Pongamos lo humano de moda, aboguemos por el derecho a la ciudad. 


Escrito por Erinia Peralta, Abogada Urbanista. 


miércoles, 23 de julio de 2014

YOA, una orquesta cosmopolita

La orquesta Yoa durante uno de los ensayos en el país. 

Este año tuvimos el privilegio de estar dentro de su gira caribeña y esta visita incluyó una residencia o master class para sus integrantes junto a miembros de la Joven Filarmónica de la República Dominicana. Se trató de un importante acontecimiento pues los ensayos y las residencias estuvieron a cargo de músicos y maestros consagrados que los supervisaron y asistieron. La Orquesta de las Américas ofreció tres conciertos en el país, invitada por la Fundación Sinfonía.

  •  “Es la primera vez que participo en la orquesta y puedo decir que ésta no solo tiene el factor de la excelencia musical sino también la parte social; el usar la música como herramienta de cambio y de transformación”, Julia Dover, Argentina.

El proyecto de la orquesta  no puede ser más interesante y motivador. De lo que se trata básicamente es de reunir cada año a los mejores músicos de diversos países en una sola orquesta, donde reciben constantemente clases de expertos y consagrados profesores, mientras ofrecen presentaciones a modo de giras.


  • “Para mí ha sido un antes y un después en mi vida profesional como músico y más que nada puedo decir que la  YOA es una orquesta que cambia vidas, transforma la forma de tocar y tu forma de sentir la música. Esto era un sueño que yo debía  realizar y me siento satisfecho”,  José Luis Ureña, República Dominicana.

Uno de los invitados a las residencias/clases de la Orquesta de las Américas de este año fue el director venezolano Rafael Payare, quien recientemente fue nombrado como Director titular de la Orquesta de Ulster, en Irlanda del Norte. Al igual que todos los involucrados en YOA, Payare se identifica sobremanera con el plan de estrechar lazos entre homólogos.

"Es muy lindo este proyecto. Ver a todos estas personas de diferentes nacionalidades que se unen con el único propósito de hacer música, pero también estos muchachos que están acá harán amistades de por vida. Es una experiencia fantástica realmente", expresó el joven director de 34 años.


Foto Misael Rincón.

Si tuvieras que definir la edad de un músico sin importar lo que diga su hoja de vida ¿Qué edad crees le pondrías? No tienen edad. A la hora de hacer música es como tener una vida perpetua, la esencia del músico dura por siempre.

Ahora que tienes tu propia orquesta, ¿qué planes tienes y qué quieres lograr? Vamos a estar haciendo una serie de ciclos de los compositores románticos, de los clásicos y nos estaremos moviendo en diferentes repertorios. También voy a tratar de llevar la música latinoamericana e intentaremos hacer un proyecto basado en el Sistema Nacional de Orquestas, que es algo que tenemos en mi país, Venezuela. Estoy ansioso de que comencemos.


  • “Mi rol aquí en RD ha sido buscar maneras de llegar al a comunidad dominicana  y que puedan aprovechar todo el material que ha traído la orquesta para transformar vidas a través de la música”, Pedro Zenteno, Chile.



Fotos por Misael Rincón.


1. La orquesta viaja con un bibliotecario que es el encargado de todas las partituras que utilizan los estudiantes. De eso se encarga el músico colombiano Nixon Bustos. 

2. Mauro Maur, trompetista de la Orquesta de la Opera de Rome.

3.Wieland Welzel, timbalero de la Filarmónica de Berlín.

4. Lisbet Sevila Brizuela, músico integrante de Cuba.









viernes, 18 de julio de 2014

Ana Simó, 20 años orientando a las parejas y a la familia

Foto Glenys González
Con veinte años en el ejercicio, diez de ellos dedicados al Centro de Vida y Familia, la doctora Ana Simó siente la alegría de su oficio cuando junto a un grupo de expertos en diversas áreas de la psicología sirven de salvadores de las relaciones personales, de pareja y familiares. “Me satisface cuando me dicen que en el Centro los hemos ayudado”. 

¿Ha cambiado la actitud de las parejas y la familia respecto a buscar ayuda en estos últimos años? Las estadísticas de parejas que buscan ayuda están en aumento. Se piensa que la pareja solo viene cuando tiene conflictos y no. Muchas ya saben reconocer cuando tienen un problema y buscan prevención y solución.

El estrés es la “enfermedad” de este tiempo ¿cómo lo combatimos para que no espante el deseo sexual? Pienso que además de eso es que las parejas no se desconectan; viven muy rápido...También están muy metidas en querer progresar, que no está mal, pero a veces están muy cansados y no tienen tiempo para ellos. Por eso les digo que busquen ratitos para estar juntos, y para cada uno de manera individual porque eso es lo que te lleva a extrañar a tu pareja.

Entonces, ¿qué aconsejas para pasar tiempo de calidad? Volver a bañarse juntos, pasar tiempo con un juego de mesa, leer, y si a uno no le gusta pues que el otro le lea en voz alta. El punto es tener una conexión porque frente al televisor no existe tal conexión y casi siempre uno de los dos se queda dormido.

  • “Las parejas necesitan ayuda no solo cuando hay conflictos, también vienen por prevención”.  


¿Es la mujer de hoy sexualmente más activa como se dice? Se piensa que la mujer de hoy es más abierta y más liberal, pero no. La mujer podrá estar haciendo muchísimas cosas pero no es sexualmente más activa como se cree.

Hoy día cada individuo está buscando desarrollo individual y más independencia, ¿cuáles son los riesgos de tanta liberación? Uno de los riesgos es la infidelidad. Lamentablemente no estamos midiendo consecuencias. Se está viendo que si somos más aventureras y aventureros dentro de la sexualidad, como que vamos a ser más aceptados y no percibimos  que nuestros valores están siendo pisoteados.

¿Cuesta encontrar pareja en estos tiempos para las mujeres que se han vuelto más exigentes?
Realmente la mujer se ha vuelto más exigente y eso no está mal, es parte de lo que conlleva el avance. Hay que ver dónde es que están buscando, soy de las que piensan que hay muchos hombres buenos, pero hay que quitarse la creencia de que todos son malos.


¿A qué se debe renunciar y a qué no para encontrar su plenitud? Nosotras las mujeres nos cargamos más pensando que en el sacrificio es que vamos a encontrar la plenitud y el problema es cuando entendemos que es el otro quien tiene que llenarnos y quien tiene que hacernos felices. Hay que identificar nuestros dones lo que nos da bienestar para encontrar la plenitud y tener una mejor relación con todo el mundo.

¿Cómo una familia identifica que necesita ayuda? Se debe observar si nuestros hijos no nos responden, si no se dan cuenta de quién es la autoridad, cuando tenemos un niño con síntomas recurrentes, que se enferma mucho o no nos quiere cerca. También cuando la pareja no se pone de acuerdo en la educación que le darán. Eso es suficiente para buscar ayuda y no postergarse porque se irán llevando de rabia y al final los platos rotos los pagarán los hijos.

Luego de 10 años qué tienes que decir del Centro de Vida y Familia...
¡Me siento tan contenta! Somos un equipo maravilloso, veinte expertos... mi mayor alegría y satisfacción es cuando cualquier paciente me escribe o me dice que llegó a nuestro centro porque alguien le dio nuestra tarjeta o que pudo salvar su matrimonio, o que gracias a nosotros tuvo un buen divorcio y que ahora tienen una buena relación. Porque hay que decirlo, también hay matrimonios insalvables.