lunes, 31 de octubre de 2016

Destino Polo, Barahona



Por dos cosas es conocido el municipio de Polo, Barahona: el cultivo de café y el mítico tramo magnético. Pero la pequeña comunidad es también un remanso de paz para quienes buscan la tranquilidad en un ambiente rural y campestre.

Su estratégica ubicación en un valle entre las montañas que conforman la Sierra de Bahoruco, hacen de Polo un lugar idóneo para caminatas reconfortantes, senderismo ecoturístico, y rutas exploratorias en bicicleta.

Aún a la espera de un mayor desarrollo económico y social, los verdes escenarios reciben cada año la festividad que celebra la cosecha cafetera; un festival cultural y musical que se lleva a cabo durante tres días en el play de la localidad. El evento es una iniciativa del Comité Permanente de Cultura de Polo, que se encarga de la organización, y este año arriba a la versión número 12 con el objetivo de promocionar lo ecológico y cultural de la región.


Pero una vez que termina la algarabía, los residentes de Polo recobran la tranquilidad de sus días. Una cotidianidad que ocupan en labores de la tierra y el manejo de pequeños comercios.

Con un agradable y fresco clima de montaña, Polo es de esos lugares perfectos para visitar cualquier día del año. La temperatura media anual es de 25 grados celcius, oscilando entre los 13°c y los 23°C por lo que si lo que necesitas es un respiro de aire puro y bocanadas de naturaleza intensa, Polo espera por ti.
No es destino de lujo. Es un municipio de la provincia Barahona ubicado en las alturas, con vistas y paisajes únicos y con senderos que se extienden por zonas en donde poco ha hecho la mano del hombre. En Polo la exigencia no va más allá de la amabilidad de sus habitantes.




Para quedarte. Al ser pequeña la población, la capacidad habitacional es mínima. Recomendamos ponerse en contacto con el Centro IDEAC, un centro de capacitación que ofrece hospedaje con habitaciones privadas o compartidas. Tiene capacidad para hasta 40 personas y ofrece facilidades de información y coordinación de los distintos recorridos disponibles en la zona. Además de ellos, uno que otro local dispone de habitaciones para alquiler por un costo mínimo por noche. 

Para comer

Siendo un pueblo de escaso desarrollo y de pocos habitantes, no existen restaurantes abiertos o a la carta. Es por esto que los visitantes deben encargar  con antelación los alimentos a algunas de las señoras que se dedican  a cocinar la sabrosa comida tradicional.

La aventura de refrescarse

Tomando la calle que bordea el play, un trayecto descendiente te llevará luego de 45 minutos de caminata al balneario del río Mata de maíz. Un remanso paradisíaco de aguas frescas y de un azul cristalino.
Dos espacios techados y un área para preparar alimentos se levantan a escasos metros de la rivera; promoviendo de esta manera la conservación del lugar al evitar que los bañistas inicien fuegos de manera deliberada.
























Los senderos
Las rutas establecidas como senderos en Polo son: El Cafeto Madre y La factoría. Ambos con la señalética correspondiente y pensados para visualizar y conocer las plantaciones en plena producción, así como tener contacto con las comunidades cercanas. Se incluye el avistamiento de aves, así como de flora y fauna endémica.

Recomendaciones
*Siempre ten a mano un repelente de insectos
*Lleva tus utensilios de higiene personal
*Incluye zapatos cómodos y algo para abrigarte
*El clima de Polo incluye lloviznas moderadas, tómalo en cuenta.
*Procura siempre la compañía de un guía local. Polo cuenta con varios de ellos, instruidos por el Ministerio de Turismo.
*Ponte en contacto con el Clúster Turístico de Barahona para información más detallada.
Coordenadas
Centro IDEAC. Tel. 829-835-6164/829-852-6164.
Bruss Cuevas, guía local. Tel. 829- 719-3603.
Clúster Turístico de Barahona. Tel. 809-623-1397/ 829-471-1616.

(Fotos por Danelis Sena)








Publicar un comentario