viernes, 28 de febrero de 2014

Visitante con más de una intención

Entró rapidísimo, volando. Solo notamos su presencia cuando sentimos la mirada de esos ojitos negros precedidos de unas antenas. Verdísima, pegada a la pared estaba la "Esperanza"; como es conocido en nuestro país el insecto Scudderia Furcata.
La tradición dice que recibirla en casa es sinónimo de buena suerte, y me alegra, de verdad que sí.
Sin embargo, recién acabo de ampliar el jardín sembrando nuevas flores Isabel Segunda y he movido de lugar a la Rosa del desierto, lo que me hace pensar que doña Esperanza está al asecho. Eso, tomando en cuenta que mis plantas están dentro de su cadena alimenticia.
Ahora se ha mudado a una de las ventanas, mucho más cerca del área verde...mmmm...


Publicar un comentario