miércoles, 3 de diciembre de 2014

Rescatando artículos I



A veces recuerdo algunos artículos que he hecho y me da por volver a leerlos. Este ejercicio que me revela cosas propias de mi oficio me ha entusiasmado para traerlos de vuelta y compartirlos en el blog. He decidido empezar con uno sobre este dúo tan particular. 



Joaquín Sabina y Serrat... de un tiro

Sobrevivientes, los miembros de la orquesta del Titanic, andan de gira mientras otro barco se hunde, la economía. Lo de ellos parece ser “divirtámonos mientras se pueda”.

Piense en su canción favorita de Serrat. Ahora ¿cuál prefiere de Sabina? Es muy probable que sea complacido con una o con la otra, con las dos o con ninguna. 

Pero lo que es un hecho que tiene a los seguidores de ambos artistas españoles muy contentos es su presentación conjunta en noviembre. Sí, Serrat y Sabina; sus nombres saben a hierba, de esa que dice uno que nace en el valle a golpe de sol y de agua. Y ellos son como esas “malas” compañías que todos quisiéramos tener y con la que todos quisiéramos andar. 

A la fórmula de unirse en un concierto gira en 2007, -de la que resultó un disco doble y DVD- le pusieron por nombre “Dos pájaros de un tiro”, y ¡qué mejor nombre! Es que en un solo concierto tienes a dos grandes intérpretes, al poeta y al irreverente; a los amigos. Bromeando y disfrutando, ellos y sus espectadores. 

Artistas con sus propias historias
Es la primera vez que se presentan juntos en el país, a propósito de la gira de su primer disco de estudio. Los pájaros contraatacan con “La orquesta del Titanic”, nombre alusivo a aquellos músicos que mientras el barco se hundía decidieron dedicar su último aliento a lo que mejor saben hacer: tocar, cantar.

Ellos hacen bromas al respecto y tienen su propia historia. Espere ese cuento en el concierto. 

Hay a quienes –fanáticos empedernidos de uno y de otro- no les agrada la idea de verlos en el mismo escenario. Sin embargo, ninguno de los dos grupos debería perderse la oportunidad de verlos entregarse, cantando a dúo, al unísono el repertorio de ambos. 

Eche a un lado el romanticismo, la negativa y si quiere, hasta los prejuicios. Estamos hablando de Joaquín Sabina y Joan Manuel Serrat. ¡De Serrat y Sabina! Piense que la vida le ha dado el chanche de matar esos dos pájaros con una sola taquilla. 

Guarde para sus adentros el amor por uno solo, tenga la certeza de que asistirá a una noche de bohemia en la que se conjugará el verbo cantar en todas las personas y en tiempo presente. Se trata de una de esas benditas maravillas de la música. 

Ya sea que tenga el amor a flor de piel, un rencor bien escondido, una “cuerda” de carácter político social...ellos tienen una canción para usted.

(Publicado en el diario El Caribe, 2012. Foto fuente externa.)
Publicar un comentario