martes, 27 de enero de 2015

Rescatando artículos II

En días pasados la serie Orange is the new black se impuso en dos categorías de los Screen Actors Guild Awards: Mejor Actriz de Comedia y Mejor Reparto de Comedia. 
Como sabran, en la exitosa serie participan varias actrices dominicanas y entre ellas Laura Gómez, con el papel de Blanca Flores. Me parece propicio, entonces, rescatar la entrevista que nos concedió en el 2013, cuando la serie llevaba su primera temporada. 

(Foto: @lg_lauragomez)


Laura Gómez 

“La gente está encantada con el show. Ciertamente 'Orange is the new black' ha sido la serie del verano”

Antes que la fiebre por incursionar en el cine comenzara, ella ya sabía que ésta era su área. Por eso se sumó a los muchos dominicanos que emigran a Estados Unidos buscando insertarse en una industria que, como ella bien dice, para ver los resultados hay que trabajar duro y con la conciencia de que nada sucederá de la noche a la mañana.
Hace doce años que la actriz hizo de Nueva York su casa. Su historia no es diferente a la de muchos pero destaca porque Laura ha logrado mantenerse activa en diferentes áreas: también es actriz de teatro y locutora (es voz oficial en español de CoverGirl). Sin embargo, está convencida de que para tener logros en esta carrera, además de talento –y hasta suerte– hay que hacer que las puertas se abran. “Muchas oportunidades no llegan solas, tienes que trabajarlas, ir tras ellas”.
Este año, presentó el corto To kill a roach, en la Muestra Internacional de Cine de Santo Domingo. Dicho corto fue escrito, producido y dirigido por ella. Con éste, Laura ganó un premio en la Universidad de Nueva York. Recientemente, la joven actriz y guionista puede ser vista en la llamada “serie del verano”: Orange is the new black, de Nexflix.

¿Tu historia en el cine comenzó como guionista? Le hice caso al “gusanito” de escribir primero, pero con la finalidad de actuar. Sentí la necesidad de sentirme proactiva. Incluso con la idea de sentir control por mi carrera. Y luego que lo escribí pensé: bueno, ¿por qué no dirigirlo?

¿Cómo logras introducirte en la industria? No sucede de la noche a la mañana. Todo fue un proceso. Insisto mucho en eso, sobre todo en esta carrera de crear. Las cosas deben ir cocinándose. Nada pasa de la noche a la mañana. Llevo 12 años en Nueva York y aún siento que me faltan muchas cosas. A penas estoy empezando a ver los frutos de lo que he ido sembrando.
Esto es una carrera muy intensa y no siempre tiene que ver con talento ni preparación. Son muchos elementos, incluyendo suerte. Hay gente que nunca audicionó y de repente lo encontraron en la calle. Creo que para mí fue muy esencial prepararme. Sin eso no aguantas, porque a veces cuando no está pasando nada lo que te mantiene es tener tu fe de actor. Estuve mucho tiempo entrenando mientras trabajaba en una tienda para pagar la renta.

¿Cómo te preparaste? La lectura es importante, ver mucho cine, escribir...   Tenía experiencia previa escribiendo porque fui periodista por un año en la revista Listín 2000 y eso me dio ciertas herramientas para redactar guiones. Luego tomé cursos de guión y talleres. También leo blogs, entrevistas de cineastas que admiro y sobre todo de directores que escriben, que es la línea en la que me estoy desarrollando.

Pero también diriges y actúas... Estoy en un momento de exploración. Escribir es algo que me viene natural, pero el ser actriz es algo que está desarrollándose.

Además eres actriz de teatro... En el 2007 pasé a formar parte del Repertorio Español, que es un teatro hispano establecido en Estados Unidos. Con ellos llevo un buen tiempo. Actualmente estoy en la obra Doña flor y sus dos maridos, que tiene en escena cinco años. El teatro nutre mi trabajo como cineasta. También soy locutora, hago mucho voice cover y ahora mismo soy la voz en español de la marca Cover Girl. Estas otras cosas me permiten tener un balance y me mantienen activa.

¿Cómo manejas tu carrera a partir de tu imagen? La moda refleja tu personalidad y en mi caso, soy muy eclética. No me gustan muchos las reglas y en eso soy muy neoyorquina; soy muy urbana. Pero se ve que soy caribeña porque uso muchos colores y combino muchas piezas.

Mencionaste que estás en un proceso de exploración. ¿Tienes definida tu meta final?  Tengo muchas inquietudes, una de ellas es abrir camino al talento latino, porque suele ser que siempre adicionamos para los mismos roles. Nos tienen en una casilla: la mucama, el ladrón, el drogadicto y el narcotraficante, y lo que tengo pensado es que a menos que nosotros no contemos nuestra historia a la industria, ellos no lo van a entender de otro modo. Cuando escribo, mis personajes no son estereotípicos. Me interesa contar las historias, por ejemplo, del inmigrante latino que ha sido exitoso y que logró ser ejecutivo de cuentas. Es mi meta como cineasta, y como actriz, que mi trabajo hable por mí.

Te mantienes activa en el trabajo. Ahora estás en la serie Orange is the new black, ¿qué tal la experiencia? Pues increíble. La serie ha tenido un tremendo éxito, y hasta algo inesperado porque se ha convertido en el show número uno de Netflix. Entonces, imagínate, estamos todos súper emocionados por ver hacia dónde se dirige. Además es mi primera oportunidad en un show de esta naturaleza, escrito y producido por la creadora de Weeds. Me siento muy afortunada.

Blanca Flores y Laura Gómez en los SAGAwards 2015. (Foto @lg_lauragomez)


Se formularon muchas expectativas positivas respecto a esta serie. Hasta la han llamado la serie del verano. Completamente, y aunque mi personaje es de corta participación y luzco tan diferente, hasta me han parado en la calle para preguntarme por él. La gente está encantadísima con el show. Ciertamente ha sido la serie del verano.

¿Se abrieron nuevas oportunidades a raíz de esta participación? He tenido chance de adicionar para roles más relevantes, incluso para uno regular en una serie. Estoy en un proyecto con Grizz Chapman (actor de la serie 30 Rock) y hace poco grabamos el piloto. No puedo decir mucho porque están en proceso de comercializarlo, excepto que se trata de una serie que se desarrolla en torno a una tienda de cómics. Me encanta mi personaje.

Tu papel es corto. Apareces en cinco capítulos de esta primera temporada. ¿Te veremos en otras? Pues no tengo ni idea. Nadie sabe cómo se va a desarrollar su personaje. Nos vamos enterando casi igual que la audiencia, porque los guionistas escriben según vamos filmando. Mientras, sigo desarrollando mis proyectos. Estaré rodando mi segundo cortometraje Hallelujah como guionista, directora y actriz; y me encuentro en otros proyectos, uno de ellos es algo que quiero hacer en Santo Domingo. Ya veremos.




To Kill a roach
Fue un proyecto final de un curso de cine que Laura realizó y se presentó hace unos meses en RD. “Es la historia de una chica que está pasando por un quebranto emocional por una ruptura y encuentra una cucaracha en su casa. Y tiene que enfrentarse a sus miedos e inseguridades y las que se presentan en su vida en lo adelante. Es básicamente el empoderamiento de las mujeres, no de manera feminista, sino de que las mujeres pueden enfrentarse a ciertas situaciones”. To Kill a Roach ganó como Mejor Corto de su clase de la Universidad de Nueva York. ¿Su premio?  El equipo técnico para preparar su segundo corto: Hallelujah.

(La entrevista fue publicada en la revista Pandora, del diario El Caribe. 2013)

Publicar un comentario